El Bebé Mes a Mes Maternidad y Crianza

Primer cumpleaños: ideas para celebrar el primer año de tu bebé

Mes a mes os he ido contando los cambios más destacados que hemos ido viviendo con Lucía. Un año intenso, lleno de nuevas experiencias y sensaciones, sentimientos encontrados, risas, lloros, sueño, juegos, viajes… pero sobre todo un año lleno de alegría por tenerte con nosotros y verte crecer sana y fuerte.

El tiempo pasa y era inevitable que llegara esta fecha: tu primer cumpleaños. Un día muy ansiado, pero también muy temido. Parece que cuando cumplen el año todo comienza a ir mucho más deprisa aún si cabe.

Y es que el primer cumpleaños de Lucía ha coincidido con dos cambios muy significativos en su vida y en la nuestra: su entrada a la guardería por primera vez y sus primeros pasos. Pasos que cada día son más seguros y veloces, alejando poco a poco la inestabilidad y la torpeza de los primeros días. Y una nueva etapa de desarrollo personal, cognitivo y social que están disfrutando al máximo con tus nuevos compis de clase. ¡Quién te ha visto y quién te ve!

  • Entraste sin saber andar y gateando muy poco y ahora, un mes después, ya vas a tu aire por la clase sin ayuda de nadie. Investigando cada rincón y cada cajón en busca de nuevas aventuras.
  • Entraste tímida y un poco llorosa, y ahora cada vez que te dejamos te quedas tranquilamente junto a tus compañeros. Y cuando te recogemos nos recibimos con una sonrisa de oreja a oreja diciendo adiós a profe y compañeros.
  • Entraste con una fuerte dependencia de mamá, y ahora cuando llegues a casa te pones a jugar con tus cosas y con Leo y te vas por la casa sin mirar atrás.
  • Entraste comiendo papillas y ya te quedas a comedor dejando el plato vacío cada día. No porque lo tires al suelo, sino porque te encanta comer de todo sin que tengamos que hacer un esfuerzo para ellos.
  • Entraste diciendo papá, y ahora sales diciendo mamá J

Tu primera fiesta de cumpleaños

Pero hoy de lo que os quería hablar también es de pequeños detalles que hicimos para la celebración de su primer cumpleaños. Aunque el tiempo no acompañó mucho, tuvimos suerte y disfrutamos de un día al aire libre en el chalet que tiene mi marido, junto con la familia más cercana y todos nuestros amigos.

Además, aprovechamos esa mañana para bautizarla en una ermita cercana. Era algo que queríamos hacer pero que por unas cosas u otras habíamos ido retrasando. Así que el cumpleaños fue la excusa perfecta para juntar a los abuelos, tíos y padrinos, y hacer una ceremonia muy íntima y breve.

La temática

Como al principio pensábamos que nos iba a tocar un día muy veraniego, aprovechando la piscina, decidimos hacer una fiesta Flamenca en colores rosa y mint. Mantelería, globos, cubiertos, vasos, servilletes… todos basado en esos colores.

Además, compramos en Amazon pequeños flotadores de flamenco y quedó realmente bien. Lástima que algunos detalles se estropearan por la lluvia al principio del día, pero salvamos la papeleta.

Otra cosa que tenía pensada era ponerle a Lucía su peto de flamencos de H&M que ha llevado este verano, pero debió pegar un estirón esos días y no había forma de abrochárselo, así que se quedó todo el día con el vestido que elegimos para su bautizo.

El vestido

Si ya me costaba decidir mi conjunto, ¡imaginaros el de Lucía! Lo que, si tenía muy claro, es que para el bautizo quería un vestido arreglado pero sencillo. No tenía ningún sentido (por lo menos para mí), plantarle un faldón de bautizo cuando ya va por ahí andando.

Estuvo varios días entre dos opciones y al final me decanté por un conjunto de Neck & Neck, apuesta siempre segura, en tono rosa maquillaje. La verdad que fue un flechazo y creo que acerté totalmente.

Iba a ir a juego con unas sandalias, pero como el día salió un poco nublado le puse unos zapatos beige de Zara, regalo de su madrina.

 

El tocado

Con un año es muy complicado que aguanten con algo en la cabeza, pero quería que llevara un pequeño detalle. La inspiración llegó de la mano de una de mis amigas, que le regaló este precioso ganchito de De Cap. En un principio era para ponérselo en una boda que teníamos de nuestra amiga, pero al ver que el tono de las flores eran igual que el vestido, la combinación quedaba perfecta.

 

El Catering

Poca broma, a pesar de que queríamos un cumpleaños a petit comité nos acabamos juntamos más de 40 personas. Decidimos que no era día para tener a nadie en la cocina todo el día, queríamos poder disfrutarlo, así que optamos por contratar un catering a “Yantar Espai Gastronómic”. Elegimos 5 entrantes de picoteo, y luego una paella y un arroz del senyoret. Todo riquísimo y en su punto.

Y de postre, nada mejor que endulzar a los comensales con un pequeño Candy bar que sirvió de marco para soplar las velas junto con Lucía y abrir todos los regalitos que le hicieron.

      

 

La tarta y el topping cake

No cake, no party. No me negaréis que la tarta no se lleva una parte del protagonismo en las fiestas de cumpleaños. Reconozco que no sabía muy bien qué tipo de tarta comprar, pero en Instagram vi los toppings cakes que hace Mum Dragora y me quedé enamorada de uno. Así que primero cogí el topping de “Lucía Cumple 1” y luego busqué una tarta que encajara.

Mi elección: una tarta clásica de chocolate, cubierta de merengue, hecha en Mi Dulce Vida Gourmet, otra apuesta segura. Sin duda amabilidad y gran dedicación en todo lo que hacen.

 

La corona

DIY 100%. No negaré que me daba mucha pereza ponerme con la corona por mi cuenta, pero la verdad es que lo que veía por ahí me parecía muy caro, principalmente porque sé que solo iba a ser utilizado 15 segundos. Así que miré y miré y, junto a mi cuñada, compré:

  • Papel de fieltro en dos colores
  • Borlas de adorno
  • Velcro
  • Pegamento

Medimos el contorno de la cabeza, buscamos en internet alturas aproximadas para hacer el alto, y luego un poquito de arte de mi cuñada para dibujar los flamencos y el 1 (gracias!)

El resultado no está nada mal no? Y además le aguantó en la cabeza más de lo que imaginaba 🙂

 

Detallito en la guarde

Y no quería terminar sin contaros los detallitos que repartimos en la guarde días después. Como es costumbre, cuando celebran los cumpleaños en la clase, los padres llevamos un bizcocho para que merienden ese día, y a elección personal se pueden llevar unos regalitos.

¿Os acordáis cuando llevábamos chucherías a clase? Bueno pues como en la clase de Lucía aún son muy peques para dulces, optamos por estas pequeñas maracas musicales que podéis encontrar en Amazon.

Un regalo diferente, original y económico que cogí de idea de otra mami en Instagram. ¿Qué os parecen? Fueron todo un acierto en su clase.

Y ya, por último, aprovecho este espacio para dar las gracias, gracias y más gracias a todos los que pudieron acompañarnos en la cercanía y en la distancia, y a todos los que nos ayudaron de una u otra forma para que ese día fuera todo perfecto.

Desde la boda, no había vuelto a sentir esas mariposas en el estómago por que todo estuviera perfecto. Eso día, creo que después de este primer cumpleaños, no organizamos otro hasta que no cumpla los 18 ¡¡¡cómo mínimo!!!

No Comments Found

Leave a Reply